jueves, 29 de septiembre de 2011

Beethoven y sus mecenas - Sonata Patética



En Viena y en el resto del mundo corría el año 1799 cuando Ludwig van Beethoven publicó la sonata Op. 13, llamada Patética. En Francia, en cambio, corría el año VIII de la República y el día 18 de Brumario de ese año Napoleón Bonaparte dio un audaz golpe de Estado que terminó con el Directorio e instauró el Consulado, con él a la cabeza. Cinco años más tarde, en 1804, el otrora oscuro oficial corso se hace nombrar emperador con el título de Napoleón I. Este hecho lleva a Beethoven a borrar la dedicatoria de la Sinfonía Heroica que le había dirigido. Creemos que Napoleón ni se enteró o, al menos el que definitivamente no se enteró fue su hermano Jerónimo, quien en 1807 será nombrado rey de Westfalia.

El año anterior al nombramiento de Jerónimo Bonaparte, en 1806, Ludwig había intentado reanudar una carrera como compositor de óperas y ofrecido sus servicios a las autoridades imperiales pero su petición fue denegada. Por fortuna, el nuevo monarca de Westfalia, que aunque joven y licencioso gustaba del arte, envió una carta al maestro a comienzos de 1808 invitándolo a desempeñarse como maestro de capilla en su sencilla corte provinciana. El salario no era nada desdeñable, de modo que Ludwig estaba casi a punto de aceptar cuando se conoció el rumor y sus amistades se enteraron de que el maestro pensaba abandonar Viena.

Príncipe Lobkowitz (1772 - 1816)
Y pusieron el grito en el cielo. Beethoven abandonaba la ciudad sólo para asegurarse un ingreso fijo. Un singular contrato le fue ofrecido entonces por un reducido grupo de sus amigos aristócratas: se comprometían a pagarle 4.000 florines anuales si se quedaba en Viena, podría salir de gira cuando quisiese y dar todos los años un concierto en el Theater an der Wien en su exclusivo beneficio. Ludwig suscribió el contrato. Y Jerónimo se quedó con los crespos hechos.

Lamentablemente, por causas diversas, los amigos mecenas no pudieron cumplir enteramente con el acuerdo. El príncipe Lobkowitz –comprometido con 700 florines– se arruinó al poco tiempo. El príncipe Kinski –1800 florines– se cayó de un caballo en 1812 y se mató. (La familia desestimó el contrato). Sólo el archiduque Rodolfo, comprometido con 1.500 florines, fue fiel a lo pactado y pagó a Beethoven religiosamente su parte año tras año.

Sonata Patética - Movimientos
Algunos autores señalan que la "Patética" fue llamada así por el mismo Beethoven y respondería a la situación anímica en que se encontraba al momento de su publicación, cuando comienzan a manifestarse los primeros signos de su sordera. Otros postulan que fue idea del editor, lo que parece más probable.
Si bien estructurada a la manera clásica: movimientos rápido - lento - rápido, el primero de ellos –Grave - Allegro di molto e con brio– arranca con una introducción de carácter más bien luctuoso –una novedad de su tiempo– para enhebrar luego con el allegro.
2do Mov (09:33) Adagio cantabile
3er Mov (14:57) Rondó, allegro

La versión es de Daniel Barenboim. Ciclo de las 32 sonatas, StaatsOper de Berlín, año 2006.



Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

1 comentario :

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.