jueves, 23 de mayo de 2013

Ottorino Respighi: Nocturno



Ottorino Respighi es uno de aquellos músicos que en su época dieron un enorme impulso a la música sin haber sido ellos mismos figuras monumentales, como los grandes maestros. Nacido en Bologna, Italia, en 1879, dio sus primeros pasos en el arte musical de la mano de su padre, un profesor de piano. Luego ingresará al Liceo Musicale de su ciudad natal, donde estudiará violín, viola y composición. Un año después de recibir su diploma en 1899, viajó a Rusia para desempeñarse como violista principal del Teatro Imperial Ruso, en San Petersburgo, donde conoció a Rimsky-Kórsakov, de quien fue también alumno.


Ottorino Respighi (1879 - 1936)
Durante la primera década del siglo veinte, Ottorino destacó fundamentalmente como intérprete, formando parte de un famoso quinteto en el que ocupaba la plaza de primer violín. Es a partir de la segúnda década del siglo cuando suma a su actividad de intérprete la de compositor.

Para el año 1913, cuando sus composiciones comenzaban a llamar la atención, fue nombrado profesor de composición del Conservatorio de Santa Cecilia, en Florencia, cargo que desempeñó por corto tiempo, aunque permanecerá en la ciudad por el resto de sus días.


Por largo tiempo, la obra de Respighi fue considerada música de poco valor, hasta vulgar, estridente y deudora de otras mentes. Más aún, a su obra más reconocida, la trilogía de poemas sinfónicos "romanos" –donde destaca Los Pinos de Roma, composición notable por sus sorprendentes efectos orquestales– se la asoció con el fascismo de Mussolini, acusando, de paso, a Ottorino de apoyar al régimen fascista. Lo cierto es que el compositor, amén de tímido, no estaba interesado en política para nada. Simplemente su mundo estaba conformado solo de música. Con todo, las celebraciones por el centenario de su nacimiento, en 1979, encontraron fuerte oposición política, y ha sido solo a partir de 1986, para la conmemoración de los 50 años de su nacimiento, que las cosas han comenzado a cambiar, llevando al compositor y su música a un sitial más justo.

Ottorino Respighi fue también musicólogo. En esa vena, estudió en profundidad a los músicos italianos de los siglos XVI al XVIII, rescatando composiciones de autores como Marcello, Vivaldi, Monteverdi, y publicando sus obras. Por ello tal vez, algunas de sus composiciones tempranas acusan marcada influencia de autores barrocos, o están teñidas acaso de un romanticismo tardío. Es el caso, en mi opinión, del Nocturno, de su conjunto Seis piezas para violín y piano, publicadas entre 1901 y 1906, luego transcritas para piano solo. La versión (solo audio) es del pianista armenio Sergei Babayan.



Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.