jueves, 3 de julio de 2014

E. Elgar: Variaciones Enigma - "Nimrod"



Sir Edward Elgar, el más destacado compositor británico desde los tiempos de Haendel y Purcell, se encontraba un día cualquiera del verano de 1898 improvisando al piano en su casa, absorto y distraído, cuando, de pronto, un tema atrajo la atención de su esposa quien, respetuosa y comedida, solicitó que lo repitiera, a lo que Edward accedió gustoso. Animado por el interés de su cónyuge, Edward no solo repitió el tema sino que realizó variaciones sobre él durante largo rato, tras lo cual decidió que el material podía ser aprovechado para realizar una serie de retratos musicales de sus amigos, quienes deberían adivinar la variación que los retrataba, pues Sir Edward, entre sus muchas aficiones contaba además la de ser amante de los acertijos.

Variaciones Enigma
Así nació una de las obras maestras de Edward William Elgar, nacido en 1857 en Broadhead, Inglaterra, nombrado caballero en 1904, y muerto en Worcester en 1934.
Conocida popularmente como Variaciones Enigma, las Variaciones sobre un tema original para orquesta Opus 36 están conformadas por catorce variaciones sobre un tema que permanece escondido –en palabras de Elgar, "que nunca se toca"–, y de las cuales la variación novena es la joya del grupo.

Sir Edward W. Elgar
(1857 - 1934)
Elgar la tituló "Nimrod", en referencia a un patriarca del Antiguo Testamento descrito como "un valiente cazador en presencia del Señor", pues se supone que la variación IX retrata a Augustus J. Jaeger, íntimo amigo de Elgar cuyo apellido en alemán significa "cazador", y quien fuera un permanente crítico y sostén espiritual del autor en los momentos difíciles, que ciertamente los tuvo.
Sin ir más lejos, la crítica recibió las Variaciones... con cierta estupefacción, pues a pesar de la fascinación que provocaba la refinada orquestación, a la vez quedó perpleja ante un contenido programático considerado poco serio –retratos musicales de amistades del compositor. Sin embargo, unos años después la obra era presentada con éxito en San Petersburgo provocando la admiración de Glazunov y Rimski-Kórsakov. En 1910 tuvo su estreno en Nueva York bajo la conducción de Gustav Mahler.

Nimrod y La Patética
Cuenta la leyenda que mientras era presa de un estado depresivo, Elgar recibió la visita de su amigo Jaeger quien al verlo en esas condiciones le recordó todos los tormentos por los que había pasado Beethoven, terminando su arenga con una inflamada entonación del adagio de la sonata Patética.
Elgar agradecerá el gesto en su composición "citando" los primeros compases del adagio en la variación IX, "Nimrod".

La versión es de la London Symphony Orchestra, dirigida por el maestro sir Colin Davis, fallecido hace poco más de un año.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, compártelo en Facebook, o Twitter, o recomiéndalo en Google

6 comentarios :

  1. Ha llegado en un buen momento. No hay dos momentos iguales. En éste sólo se debe escuchar, disfrutar, meditar,... sin prisa y sin pausa.

    Los problemas son para otros instantes. Ahora, no tocan.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me llamó la atención la capacidad de los compositores ingleses (al igual que los escandinavos) para lograr colores orquestales muy particulares, incluso compositores de segunda línea, los llamados compositores de "música ligera" lograron unas atmósferas que no se escuchan en otras escuelas. Sería bueno que hablaras de algunos de esos compositores "menores" que de menores no tenían nada por ejemplo: Peter Warlock, Gerald Finzi, Cecil Armstrong Gibbs,Hubert Parry, etc.

    ResponderEliminar
  3. Martín: Recién veo tu comentario. Curioso. Siempre estoy atento. Gracias tardías (bien tardías) por haber dejado aquí tus impresiones.

    ResponderEliminar
  4. Daniel: Muy acertado e informado comentario. Muchas gracias, y buena idea. Ya veré cómo me doy tiempo para abordar a algunos ingleses "menores". Es necesario. (Warlock podría ser el 1o).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me olvidé de citar dos: Arnold Bax (compositor muy importante dentro de la escuela inglesa) y Charles Villiers Stanford que aunque era irlandés desarrolló su carrera en Inglaterra.

      Eliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.