lunes, 27 de julio de 2015

Wagner: Marcha Nupcial, de Lohengrin



Casi una década le tomó a Wagner la gestación de la ópera Lohengrin, su tercera obra maestra después de El Holandés Errante y Tannhäuser. Su primer encuentro con el mito medieval alemán había sido en 1841 pero le tomó cinco años imaginar cómo llevarlo a escena. Tras ello, dos años después, en 1848, terminó de componer la partitura.

Lohengrin
La historia transcurre en el siglo décimo y cuenta los avatares de Elsa, acusada injustamente de hacer desaparecer a su hermano, a la sazón un niño pero futuro duque. Un enigmático caballero llegará para protegerla y eventualmente tomarla en matrimonio, siempre y cuando nunca pregunte por su nombre. El personaje, naturalmente, es Lohengrin, quien como todo caballero del Santo Grial, debe permanecer en el anonimato mientras realiza sus buenas acciones. Lohengrin llega en una barca, remolcada por un cisne. En esa misma barca se irá cuando, Elsa, curiosa, pregunte por su nombre, acabando así con el encantamiento.


Richard Wagner (1813 - 1883)
El autor al exilio
Wagner tenía 35 años cuando terminó la obra. Desde hacía algún tiempo había comenzado a abrazar posiciones políticas cercanas a la izquierda y un poco más, llegando hasta invitar a su casa al reconocido anarquista ruso Mijail Bakunin. Las cosas no anduvieron bien, sobre todo después de la sublevación conocida como la insurrección de Dresde en 1849, y a consecuencia de ello, Wagner tuvo que salir al exilio. Antes de abandonar Dresde, solicitó a su amigo Franz Liszt (cuya hija Cósima casará más tarde con Richard, 24 años mayor) velar porque Lohengrin fuera representada en su ausencia. Así lo hizo Liszt, dirigiendo el estreno de la obra en Weimar, en agosto de 1850.

Preludio al Acto III - Marcha Nupcial
La ópera, de carácter romántico y la más cercana a la "ópera italiana" del autor, con guión en alemán del propio Wagner –como todas sus obras maestras–, está estructurada en tres actos completando ni más ni menos que cuatro horas de duración. La famosísima marcha nupcial, interpretada en cuanta boda se realiza en el mundo occidental, también llamada Coro Nupcial y conocida en el mundo de habla inglesa con el coloquial título de Aquí viene la novia, marca el inicio del Tercer Acto, cuando Elsa y su caballero anónimo, llamados por el coro, entran a la cámara nupcial.

La versión es de la Orquesta Filarmónica Nacional Húngara y Coros, conducidos por Janos Kovacs, en el Palacio de las Artes de Budapest.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes, o más sencillamente, lo recomiendas en Google mediante un cómodo clic

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.