miércoles, 13 de julio de 2016

Béla Bartók: Concierto para violín No 1



El compositor húngaro Béla Bartók se desempeñaba como profesor de piano en la Academia de Budapest cuando en 1908 hizo entrega a Stefi Geyer de los manuscritos de su primer concierto para violín. La muchacha los aceptó con la condición expresa de que la obra sólo debía ser conocida después de su muerte. De la muerte de ella, queremos decir, pues la chica, siete años menor, supuso bien que habría de ser Bartók quien primero se fuera de este mundo.

Béla Bartók, joven (1881 - 1945)
Stefi era una talentosa estudiante de violín, alumna de la Academia, de quien Bartók se había prendado, platónicamente, por esos años, cuando el compositor rondaba los veintisiete. De acentuada personalidad y fuertes convicciones religiosas, Stefi nunca correspondió a los sentimientos de Bartók, debido al introvertido carácter del compositor, amén de su marcado ateísmo. Pero aceptó la ofrenda, con la exigencia ya anotada.
(En asuntos del corazón, a Bartók le fue mejor con las estudiantes de piano. Apenas un año después de su ofrenda a Stefi, el autor casó con una joven alumna de dieciséis años, Marta Ziegler.)

Stefi Geyer falleció en 1956, fiel al compromiso. El estreno de la obra de juventud de Béla Bartók, su Primer Concierto para violín, se realizó en 1958, cincuenta años después de su composición, cuando nadie sabía de su existencia.
La obra, de solo dos movimientos, es considerada una suerte de "retrato" de Geyer, donde el autor expresó su dolor ante el fracaso amoroso a la vez que dibujó a la amada en dos facetas: un primer movimiento para una Stefi "idealizada, celestial e interior", un segundo movimiento para una Stefi "alegre, ingeniosa y divertida".

Movimientos:
00:00  Andante sostenuto
09:01  Allegro giocoso

La versión es del violinista alemán de origen brasileño José Maria Blumenschein, acompañado de la Orquesta Juvenil de NRW (Renania del Norte - Westfalia, Alemania), conducida por Jukka-Pekka Saraste.



Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

4 comentarios :

  1. Transcribo unas palabras que Pedro Espinosa, pianista, escribió a su padre en 1962 cuando éste lamentaba que no dedicara su tiempo y talento a autores ya consagrados como Beethoven o Mozart en vez de a músicos "raros": "lo mismo opinabas cuando en 1955 estrené la Sonata para dos pianos y percusión de Bartok. Sin embargo, hoy es un clásico, al que negarle es caer en el ridículo. Yo he visto la introducción de las obras de Bartok en Madrid, hace diez años, acogidas con los mayores pateos y críticas adversas y poco a poco entrando hasta el éxito enorme que ha tenido esta semana el concierto de violín, con León Ava, en la Nacional. Para mi, hoy es motivo de orgullo, en el caso concreto de Bartok, el haber estrenado su obra máxima y esto hace más en mi historial que mil conciertos con Chopin y Schuman. Los únicos intérpretes que quedan en la Historia de la Música son aquéllos que sirven, mejor que otros, a la de su tiempo".

    Me he encontrado con el blog de casualidad y me ha encantado. Muchas gracias por el tiempo que le dedica y que disfrutamos los demás.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Inma: Una sorpresa más que grata leer tus palabras, o las de Espinosa (a quien no oonocía). Tremendo músico habrá sido para haber forjado una carrera bregando por lo nuevo sin descansar cómodamente en lo tradicional. Es lo que hizo ni más ni menos que Liszt, en el XIX (al menos con Beethoven). Un gran saludo, y muchas gracias por tu esclarecedor comentario, y las palabras de apoyo.

    ResponderEliminar
  3. Casualmente en la misma carta dirigida a su padre (mi abuelo, que al inicio de su carrera pensaba que su hijo se equivocaba al no recurrir a la vía fácil de tocar a los clásicos) nombra a Beethoven ("en su tiempo nadie comprendió a Beethoven ni, por supuesto, a los intérpretes que en aquel entonces perdían su tiempo e inteligencia en sus obras como tú dices").
    Si quiere conocerlo un poco más le invito a visitar la página: www.pedro-espinosa.com

    Saludos desde España y de nuevo felicidades por su blog :-)

    ResponderEliminar
  4. Ok, Inma: Muchas gracias por el link. Y por los comentarios. Saludos.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.