lunes, 24 de octubre de 2016

JS Bach: Suite Inglesa No 2 - Preludio


Así como las Suites Francesas del maestro barroco no tienen de francesas más que el hecho de haber sido publicadas con el título Suites pour le clavecin, las Suites Inglesas tampoco tienen nada de inglesas. El origen del título es un completo enigma.
Nunca fueron publicadas en vida de Bach, pero alguna vez existió una copia manuscrita donde se leía la inscripción "fait pour les Anglois". Entonces comenzaron las especulaciones, que van desde una errónea interpretación de lo escrito (alguien entendió "Anglois" donde podría decir otra cosa), hasta la posibilidad de que hayan sido escritas efectivamente para un anónimo noble inglés que las habría solicitado a Bach durante una visita a Köthen. El debate continúa.


El grupo de seis suites para teclado fue compuesto posiblemente en la década de 1720, poco antes de las Suites Francesas y de las Seis Partitas, probablemente en Köthen donde el maestro se desempeñó como Kappellmeister desde 1717 hasta 1723. Especulaciones aparte, habrán sido compuestas para el uso privado de alumnos, familiares y conocidos. Quien leyó "Anglois" también pudo haber leído "Angoisses", congojas, dada la dificultad de muchos de sus movimientos.

Al igual que las "francesas", las seis suites "inglesas" mantienen la estructura tradicional, con sus cuatro movimientos, o danzas: allemande courante sarabande giga, a los que se agrega, entre la sarabanda y la giga, un número variable de movimientos suplementarios como un minueto, una gavota, bourré, o un aria. La diferencia está en que en las "inglesas" Bach incorporó un preludio, que va al principio (como era de esperarse), y que ya no aparecerá en las suites francesas posteriores.
Es la sección que a menudo se acostumbra tocar, como bis, luego de una presentación. Su gran complejidad técnica se presta para el lucimiento del intérprete.

Preludio de la suite inglesa No 2 en La menor
Poco más de cuatro minutos de un notable ejercicio de contrapunto. La versión, extraordinaria, es de una bella y jovencísima Martha Argerich, en grabación de 1969. El video, mal editado, comienza tarde, extraviando un par de notas al inicio, pero aún así vale muchísimo la pena.


Amigo visitante:
Si te gustó el artículo, mucho te agradecemos si lo compartes en Facebook, o Twitter, o lo recomiendas en Google

3 comentarios :

  1. Todo, absolutamente todo lo que este genio de la música compuso está marcado por el sello de la genialidad.
    Muchas gracias al responsable de este blog por estos vídeos acompañados de su correspondiente comentario que tanto nos deleita. Un saludo desde España.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Maya: Muchas gracias a ti por tu caluroso comentario. Un saludo, desde Chilito.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus impresiones, por sencillas que sean. Tu opinión nos interesa a todos.